Sobre Raquel

¿Quién es Raquel Abracadabrantes?

Raquel Tirado Fernández (o Raquel Abracadabrantes, como se hace llamar en internet) nació en Barcelona en 1999, pero reside en Castellón de la Plana. Desde pequeña disfruta llenando cuadernos de dibujos e historias (y así tiene una excusa
para coleccionarlos). A los nueve años escribió un cuento que sus padres le ayudaron a editar y que causó furor entre sus compañeros de clase.

Su primera experiencia «real» autopublicando fue en 2018 con Mío: a veces la ficción es la única forma de contar la verdad, finalista del XII Premio Jordi Sierra i Fabra, a través de Amazon.

También ha publicado relatos en antologías como La Dalia Violeta (2018) y Luciérnagas (2020), aunque lo que más le gusta es escribir novelas. En 2021 descubrió el fantástico mundo de las comedias románticas LGTBQ+ cuando publicó Operación Cliché (2021) de la mano de Selecta, sello de Penguin Random House. Unos meses después salió a la luz Diana en el laberinto (2022) una novela de fantasía urbana con Akane Ediciones. No le pone pegas a ningún género literario siempre y cuando le permita escribir novelas en las que los personajes sean lo más importante, pero en el futuro próximo le gustaría continuar escribiendo novelas juveniles contemporáneas con romance.

ef9f3595-cf90-4415-bc02-0308adebe6a3

Le encanta estar en contacto con su público gracias a internet (aunque si puede conocer a sus lectores en persona en firmas o presentaciones de libros, mucho mejor) y por eso ha creado esta página web en la que ordenar su caos mental y es la creadora del canal de YouTube Raquel Abracadabrantes, en el que comparte su carrera literaria y analiza libros, series y películas porque considera que la ficción en todas sus formas es una de las herramientas más poderosas para cambiar el mundo.

En esta fotografía la puedes ver firmando un ejemplar de una de sus novelas y siendo la persona más feliz del mundo. 

¿Por qué Abracadabrantes?

Según la RAE, la palabra abracadabrante es un adjetivo utilizado para describir algo que es muy sorprendente y desconcertante. Para Raquel es más que eso: es una palabra mágica (puedes probar a decirla tres veces seguidas frente al espejo y descubrir qué pasa) y que le sirve de amuleto desde que la descubrió en un libro de Mathias Malzieu. Utilizó esta palabra para bautizar su primer blog literario en el que creó sus primeras historias y conectó con sus primeros lectores. Por ello, sigue guardándola con muchísimo cariño.

No obstante, en sus novelas no encontrarás nada muy sorprendente o desconcertante. Su objetivo como escritora es narrar historias en las que lo que prime no sea la originalidad sino la autenticidad. Novelas que entretengan, que hagan reír o emocionen, que inciten a la reflexión y en las que se pueda encontrar diversidad y representación que no vio durante su infancia.

Raquel