Colección de microrrelatos

¡Hola, abracadabrantes!

En la entrada de hoy voy a hablar sobre microrrelatos; mostraré los microrrelatos que escribí en el mes de septiembre durante el reto #WrimoLMDE.

Este reto, creado por La maldición del escritor consiste en escribir un relato de 150 palabras al día durante todo el mes. Cada día se comparte una palabra que el relato debía contener obligatoriamente. Se podía participar tanto como por twitter como por Facebook (yo participé por twitter) y cada día se premiaba uno de los micros, que podrían optar a un gran premio final.

No he ganado con ninguno de mis microrrelatos, pero me ha gustado mucho escribirlos y he conocido a muchos escritores nuevos a los que seguiré la pista.

 

En esta entrada he recopilado todo lo que he escrito durante el mes (y sumándolo hacen más de mil palabras, así que no está nada mal).

Resultado de imagen de escritura

¡Recordad que la palabra del día tenía que aparecer obligatoriamente en el relato!

DÍA UNO: COMIENZO

Llevaba horas así: mirando la hoja en blanco. Años atrás, su madre le dijo que si alguna vez se perdía sólo tenía que volver al comienzo. Así que eso hizo. Retrocedió y siguió el rastro que había dejado en todas sus historias. Finalmente dio con lo que buscaba: encontró a esa niña que escribía a mano y apretaba el bolígrafo sobre el papel con demasiada fuerza. Encontró el por qué que tanto necesitaba.

Y entonces volvió a empezar.

DÍA DOS: MEDALLA

Desde su llegada al Más Allá, Neil Gaiman era el centro de atención. Su última ocurrencia: una competición inspirada en su novela Coraline, estaba causando furor. Para ganar, los concursantes debían bajar a la tierra, adoptando cuerpos vivos, y conseguir el mayor número de ojos humanos posible en treinta días.

Por supuesto, Gaiman estaba participando y a sólo unos minutos del final del plazo, estaba perdiendo. Gaiman tenía 378 ojos en su poder y su principal oponente 379.

Así que el escritor acabó arrancándose sus propios ojos para ganar la medalla de un concurso que él mismo había creado.

DÍA TRES: LUNES

Clara estaba teniendo el peor lunes de su vida. Iba a suspender su examen de matemáticas, no sabía cómo decirle a su novio que no estaba preparada para tener relaciones, su mejor amigo le acababa de confesar que estaba enamorada de ella y además sus padres no dejaban de discutir.

¿Podían ir las cosas peor? Sí, podían. Clara lo tuvo claro cuando a la mañana siguiente miró su reloj y se dio cuenta de que era lunes; otra vez.

¡Debía ser una pesadilla! ¿Era posible que estuviera viviendo en una novela romántica juvenil?

DÍA CUATRO: TRANSPARENTE

Solían decir que era una persona muy transparente. Una persona genuina, que no ocultaba sus defectos, cuyas intenciones se podían adivinar; una persona que dejaba pasar fácilmente la luz.

Cuando desapareció, nadie se dio cuenta.

DÍA SEIS: ANIVERSARIO

Hoy es el cuarto aniversario de tu muerte. Todos están tristes porque no estás. Yo estoy triste porque sigues aquí.

DÍA SIETE: BARRIGA

El universo funciona así. Te da lo que te quita y después te quita lo que te da. Equilibrio. Después de la tormenta llega la calma y después de una calma continuada llegan las lluvias torrenciales. Pero eso sé que algo malo va a pasar hoy. Algo muy malo. Algo horrible. Demasiadas cosas buenas: el ascenso, la casa nueva, el perrito que hemos adoptado… y encima hoy Mónica me ha dicho que está embarazada. Será una niña. Estoy seguro. Demasiadas cosas buenas…

Ahora algo tiene que salir mal.

Hoy me atropellarán. Hoy se quemará la casa. Este dolor de barriga será un cáncer de estómago. Me moriré. Mónica morirá. Mónica perderá el bebé.

Algo terrible va a suceder.

Suena el teléfono. Mónica. Mierda. No estoy preparado. Descuelgo.

—Sí?— pregunto.

Nadie al otro lado.

DÍA OCHO: BÚHO

Las plumas grises. El pico de color marrón oscuro. Los ojos abiertos, completamente redondos, de color naranja. Las pupilas negras y dilatadas.

El forense contuvo una arcada cuando encontró un búho disecado en el estómago de la joven muerta.

DÍA NUEVE: COMER

—Con la comida no se juega.

—Hasta que no acabes no te levantas de la mesa.

—¿Acaso no piensas en los niños de África que no tienen nada que llevarse a la boca? Angelitos, con esas miradas perdidas y esas barrigas hinchadas…

Carla y Marcos habían crecido escuchando esas frases en casa de sus abuelos. Se habían acostumbrado a obedecer, a dejar el plato vacío aunque ya no tuviesen hambre… o aunque no les gustase el menú.

Un domingo su mascota Bunny les sirvió de comida. Otra vez, los peces de colores fueron el almuerzo. Ni si quiera se sorprendieron cuando en la cena de Navidad encontraron en el caldo un par de ojos azules.

DÍA DIEZ: ESPECTRO

Cedric estaba entre la espada y la pared. Literalmente. Le habían acorralado y lo amenazaban con una espalda larga y afilada. Así que Cedric atravesó la pared y huyó de la habitación.

Ser un espectro tenía sus ventajas.

DÍA ONCE: GALAXIAS

A Elisa le gustaban las historias que venían de lejos. Historias ocurridas en otras galaxias, hace miles de millones de años. A veces soñaba con vivir una de esas historias: algo emocionante, que mereciera la pena recordar.

Por ahora, se conformaba con contarlas.

DÍA DOCE: DRAGÓN

Sofía estaba sentada en la mesa del salón. Dibujaba algo con do rotuladores, uno rojo y uno verde. Su hermana, que acababa de volver a casa, se acercó a ella y la observó.

—¿Qué dibujas?

Sofía no apartó la vista del papel.

—Una historia.

—¿Y de qué va la historia?

—De un dragón que está intentando apagar un incendio pero no puede y es un lío.

Su hermana sonrió.

—¿Y por qué no puede?

Sofía se giró y la miró, encarnando una ceja.

—Pues es evidente. Todo el mundo sabe que los dragones escupen fuego.

—Qué pena… pobre dragón.

Sofía volvió a concentrarse en su dibujo.

—Ya, supongo. Pero no te preocupes. Le voy a regalar una regadera.

DÍA DIECIOCHO: OSCURIDAD

—En la oscuridad resplandecen las estrellas.

Siempre se había aferrado a esas palabras, pero ahora sabía que no eran más que el inicio de una vieja fábula. Cuando miraba el cielo solamente veía un manto negro y sin estrellas El mundo se había apagado y lo único que podía hacer era esperar.

Y esto es todo. Participé en el reto durante trece días (doce de ellos seguidos) y estoy muy contenta con la experiencia, así que me gustaría participar también el año que viene.

¿Conocíais el reto? ¿Habéis participado o queréis hacerlo en el futuro?

Y de esto micros, ¿Cuál ha sido vuestro favorito?

Raquel

2 comentarios en “Colección de microrrelatos

  1. valainwe dijo:

    Me gustan sobre todo los más cortos: Transparente, Aniversario, Galaxia, Espectro. También Barriga y Comienzo. Creo que mi favorito es Aniversario. Yo también he participado, aprovechando que he estado de vacaciones y tenía más tiempo libre. Es la primera vez que participo en algo así, ha estado muy bien. Lo recomiendo.

    Me gusta

    • Raquel Tirado dijo:

      ¡Hola! La verdad es que los cortos fueron los más difíciles de redactar (a no ser que ya tuviese una idea prestablecida), pero también son los que más me han gustado.
      Muchas gracias por comentar y me alegro de que hayas disfrutado de tu experiencia.
      ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s